Home

30 libros de referencia que han sido prohibidos por la censura

Una historia de Lluís Torrent para UnitedExplanations.

30 libros de referencia que han sido prohibidos por la censura

El 23 de abril se conmemora el D√≠a Internacional del Libro. ¬ŅPor qu√©? Porque seg√ļn la literatura de calendarios internacionales en el d√≠a de hoy de 1616 fallecieron¬†los escritores¬†Miguel de Cervantes y William Shakespeare (y tambi√©n Garcilaso de la Vega -El Inca-).¬†En realidad esto no es as√≠ pues Cervantes falleci√≥ el d√≠a 22 de abril y fue enterrado el 23, mientras que Shakespeare muri√≥ el 23 de abril del¬†calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo del¬†calendario gregoriano.

 

El origen de "capullo"

Una historia de √Āngeles Garc√≠a para Yorokobu.

Por mucho que te gusten las rosas en primavera; por muy feliz que te hagan cuando te regalan un ramito lleno de ellos, si te llaman capullo no te están diciendo nada bueno, créeme.

Porque dicho de una persona, capullo es un novato (seg√ļn el DRAE), que esta vez s√≠ se queda corto, pero corto corto, en la definici√≥n.

Un capullo es un tonto, sí, un sinónimo de gilipollas, un patoso, un cabezahueca. Es cierto que podemos mirarle con simpatía a pesar de su estulticia por ese aire de aprendiz que desprende. Pero un capullo puede ser además alguien que no solo es tonto, sino también mala persona.

 

Librerías de barrio, almacenes de cultura

Una historia de Diego Giménez para Revista de Letras.

Fui a la librer√≠a +Bernat porque quer√≠a preparar un art√≠culo sobre librer√≠as culturales para Revista de Letras. En una de las escenas de la √ļltima novela de Enrique Vila-Matas, Aire de Dylan, el narrador describe a un personaje, concretamente a una mujer, que regenta una librer√≠a en la calle Buenos Aires de Barcelona. En la novela leemos: ‚Äú‚ĶMontse era el coraz√≥n del barrio, el centro por donde ten√≠a que pasar toda historia que ocurriera en √©l. Su admirable permanente buen estado de √°nimo le animaba a organizar en su ampl√≠a librer√≠a -la reciente compra de un sex shop vecino le hab√≠a permitido duplicar el espacio de su local- toda clase de actos culturales y contaba con varios clubs de lectura‚Ķ‚ÄĚ. Cuando entr√© en +Bernat, no era la primera vez que ve√≠a a Montse Serrano y el local, ya que les hab√≠a visitado a trav√©s de la construcci√≥n de Vila-Matas. Por eso me cit√© con ambos para hablar de las librer√≠as culturales.

Montse Serrano y Enrique Vila-Matas (foto: Diego Giménez)

 

El origen de los dichos: l√°grimas de cocodrilo

Una historia de √Āngeles Garc√≠a para Yorokobu.

Fotos de Alen. Licencia Creative Commons.

7534373270_78cc39dcf5_b

¬ŅPueden los cocodrilos llorar? ¬ŅTienen sentimientos? Pues seg√ļn las leyendas, as√≠ es. Eso s√≠, de enternecedoras ten√≠an bien poco. Porque seg√ļn se dec√≠a en la Edad Media, adem√°s de otras leyendas similares a las de las sirenas, lo hac√≠an cuando la zampa se les hab√≠a acabado. Hay que entenderles, a m√°s de uno le pasa lo mismo cuando termina ese plato de callos amorosamente preparado por mam√°.

 

El prisma del lenguaje

Una historia de José Luis Amores para Revista de Letras.

Quienes leen en cantidades razonables se habr√°n topado a menudo con el t√©rmino ‚Äúintraducible‚ÄĚ en alguna nota a pie de p√°gina que suele terminar con la expresi√≥n N. del T. o N. de la T. Digo ‚Äúa menudo‚ÄĚ para hacer una matizaci√≥n, no solamente porque quienes leen poco tengan menos probabilidades de encontrar esas rarezas ling√ľ√≠sticas, y tampoco porque normalmente leer poco suele corresponderse con leer √ļnicamente best-sellers cuyas traducciones no se caracterizan desde luego con el af√°n de fidelidad a un original del que sus productores ‚ÄĒlos de la traducci√≥n‚ÄĒ s√≥lo se sirven a efectos econ√≥micos. Ese ‚Äúa menudo‚ÄĚ excluye tambi√©n a aquellos lectores de obras recientes, inevitablemente contaminadas por la adopci√≥n idiom√°tica de extranjerismos que, en su momento, fueron ‚Äúintraducibles‚ÄĚ y precisamente por tal circunstancia engorrosa e irritante lleg√≥ un d√≠a en que dejaron de serlo y se incorporaron de manera t√°cita, oficiosa al principio y m√°s tarde oficialmente, al idioma en el que no fueron capaces de encontrar una equivalencia original. Porque no existe una tabla de equivalencias exactas entre idiomas diferentes, aun entre aquellos que derivan de la misma lengua muerta, de ah√≠ que esos t√©rminos ‚Äúintraducibles‚ÄĚ est√©n en peligro de extinci√≥n: las necesidades globales de comunicaci√≥n exigen que todos hablemos y, por extensi√≥n, pensemos igual, o lo mismo.

 

Hacia una prueba de nivel en espa√Īol como lengua extranjera

Art√≠culo publicado en Revista de Ling√ľ√≠stica Te√≥rica y Aplicada.

El Programa de Espa√Īol como LE de la Universidad de Concepci√≥n (ELE-UdeC) dicta cursos trimestrales a estudiantes de intercambio que realizan estudios en esta universidad. El nivel esperado por la instituci√≥n corresponde a un nivel B1 acorde con el MCER. En este contexto, se hace necesario evaluar el nivel de proficiencia de los alumnos con el objeto de poder distribuirlos en el curso que les corresponda y as√≠ formar grupos equilibrados en cuanto a su nivel de lengua. En este trabajo se presenta una investigaci√≥n cuyo objetivo general es generar una prueba de nivel con dos formas equivalentes: Forma A y Forma B para evaluar el nivel de proficiencia B1 en el Espa√Īol como LE. Para ello se describen las distintas fases consideradas en la confecci√≥n de una Prueba de Nivel seg√ļn lo planteado por Bord√≥n (2006) y luego se presentan los resultados de la fase experimental, en la cual se evalu√≥ el desempe√Īo del instrumento en sus dos versiones. El estudio se llev√≥ a cabo entre los a√Īos 2011 y 2013, y participaron 50 estudiantes de diferentes L1 y nacionalidades. Dos fueron los objetivos espec√≠ficos de esta investigaci√≥n: 1) dise√Īar una prueba de nivel B1 para ELE con dos formas equivalentes y 2) evaluar el comportamiento de la prueba en sus formas A y B para medir el nivel de proficiencia B1. Con este prop√≥sito se aplicaronlas dos versiones de la prueba a dos grupos muestrales por cada forma. Los resultados permiten visualizar que las dos versiones del instrumento han sido adecuadas para medir el nivel de proficiencia B1.

 

H√°bitos de los malos discutidores

Una historia de Isabel Garzo para Yorokobu.

Ojal√° entre los seres humanos el entendimiento fuera tal que no necesit√°ramos discutir. Pero, desde el momento en que existen los puntos de vista, existen las discusiones. Disentir y polemizar libera tensiones y nos ayuda a abrir la mente y a no aceptar las cosas tal y como vienen. Pero no todas las querellas tienen esas ventajas: solo las aportan las que son un civilizado intercambio de argumentos. Otras muchas son, en el mejor e los casos, in√ļtiles; y en el peor, destructivas.

Repasamos algunos errores que cometen los malos discutidores:

1. Ser propenso a discutir. A las discusiones no hay que ¬ęcogerles el gusto¬Ľ. Ser√° mejor discutidor el que discuta poco y solo en los momentos imprescindibles.

2. No modificar su discurso seg√ļn las respuestas de su interlocutor. Un mal discutidor no escucha. Tiene preparado lo que quiere decir y lo expresa sin adaptarlo a la informaci√≥n nueva que aporta la persona con la que est√° hablando.

3. Dar respuestas vacías o repetir lo que ha dicho el otro para ganar tiempo. Si la otra persona tiene más aptitudes dialécticas o por cualquier otro motivo el debate está evolucionando a su favor, tómate tu tiempo para pensar tus respuestas, pero no digas cualquier cosa solo por acabar con el silencio.

 

Literatura, ideología y compromiso

Una historia de Elisa Rodríguez Court para Revista de Letras.

Preguntarse por las posibles relaciones entre literatura e ideología o compromiso no parece un asunto insignificante. En nombre de ideologías se han elaborado novelas pudibundas. También ciertas perspectivas moralistas han dado como resultado obras literariamente intragables.

Si bien la literatura puede contribuir a la ampliación de miras de los individuos y elevar su nivel de conciencia, cuando no quebrar la visión unidireccional del pensamiento,  carece de propósito para cambiar el mundo.

 

Traducción literaria y sus implicancias en la construcción de la cultura

Art√≠culo publicado en la revista N√ļcleo.

Sabemos que mediante la traducci√≥n de obras literarias vamos construyendo un puente entre las naciones y sus culturas en los aspectos m√°s singulares. Tambi√©n sabemos que la traducci√≥n de un texto solo puede ser efectuada cuando el traductor tiene un conocimiento profundo de ambas lenguas y de sus culturas. Sin embargo, hemos advertido en las √ļltimas d√©cadas una creciente preocupaci√≥n acad√©mica por los estudios de la traducci√≥n como disciplina. Esta inquietud ha generado diversas teor√≠as que surgen con el prop√≥sito de explicar y describir el acto traductor como un proceso cognitivo complejo. El objetivo de este art√≠culo es presentar algunas de las discusiones te√≥ricas en torno a la traducci√≥n y la complejidad de la traducci√≥n literaria, que radica en la cultura meta. Nuestra intenci√≥n ser√° establecer un di√°logo entre las teor√≠as de la traducci√≥n y el trabajo del traductor en su pr√°ctica diaria a trav√©s del an√°lisis de algunas unidades de traducci√≥n de la obra de Machado de Assis, Esa√ļ e Jac√≥, recientemente traducida del portugu√©s al espa√Īol en Chile.

 

El origen de "¬°asqueroso!"

Una historia de √Āngeles Garc√≠a para Yorokobu.

Fotos de LASZLO ILYES. Licencia Creative Commons.

4281256535_df6e7624b7_b

Como insulto, parece broma. Infantil. √Ďo√Īo, si cabe. Hasta que se lo oyes gritar a una gaditana, como fue mi caso, con tal sa√Īa, con tanto √©nfasis que si hubiera llamado cabr√≥n a su contrincante, no hubiera sonado tan denigrante. Es lo que tienen los insultos, que m√°s que lo que te llaman, hiere sobre todo el c√≥mo te lo llaman.


Llamamos ¬ęasquerso/a¬Ľ a alguien que por su aspecto f√≠sico o conducta causa repugnancia. No es extra√Īo, puesto que su origen es la palabra latina eschara (lleno de costras), que a su vez proviene del griego esjara (p√ļstula causada por quemadura). Muy agradable a la vista no resulta, la verdad, por muy cl√°sico que sea el vocablo del que deriva.

 

P√°gina 1 de 39




Buscar





¬ŅQui√©n est√° conectado?

Tenemos 24 visitantes y ningun miembro en L√≠nea

Twitter

S√≠guenos en Twitter e interact√ļa con @losfilologos.

Visitar perfil Twitter

Facebook

En esta página empezó todo. Miles de personas ya se han apuntado.

Visitar p√°gina de Facebook

Blog

Sigue nuestro blog y entérate de las novedades de nuestra comunidad filológica.

Visitar el blog