Home

El origen de los dichos. Matar el gusanillo

Una historia de Ángeles García para Yorokobu.

Fotos de KittyKaht. Licencia Creative Commons.

6345352741_8ff03df636_b

A juzgar por el ruido que hace nuestro estómago cuando llega esa hora tonta a media mañana, más que un gusanillo parece que tengamos dentro un tiranosaurio rex cabreado como una mona. Lo sorprendente es que cuando nuestros abuelos hablaban de acabar con ese invertebrado estomacal no se estaban refiriendo a ingerir sólidos, precisamente.

 

De escritores y cineastas

Una historia de Jordi Pacheco para Revista de Letras.

Hace algunos años los cineastas Elías Querejeta y Ana Querejeta trataron de llevar al cine la novela Todas las almas, de Javier Marías. Sin sentirse de entrada demasiado convencido ante la idea, el escritor acabó por aceptar la propuesta. La realización del proyecto provocó pronto la aparición de diferencias insalvables entre Marías y los Querejeta. Una de las principales causas de las desavenencias, según Marías, fue el nulo respeto que mostraba la adaptación cinematográfica al espíritu de la novela. Marías denunció a la productora por incumplimiento de contrato y exigió que se eliminara del film toda referencia a su novela. Los tribunales le dieron la razón y de ese modo el novelista recuperó los derechos para una futura e hipotética adaptación de la obra.

Esta polémica pone de manifiesto la variedad de problemas que a menudo entorpecen las colaboraciones entre cineastas y escritores. Aunque a Marías se le reconoce por su condición de cinéfilo, por ahora su contacto con el cine no ha ido más allá de este fallido intento de adaptación de Todas las almas.

 

Biblioplayas y bibliopiscinas 2014 en Barcelona

Un año más, Biblioteques de Barcelona saca al sol parte de su fondo

En verano, las lecturas salen de la biblioteca para acercarse a los usuarios de una manera bien fresca. Sea en biblioplayas o en bibliopiscinas, allí se promueve la lectura como actividad de ocio y se puede consultar un fondo seleccionado para todas las edades: periódicos, revistas, cómics, cuentos y novelas, y en algunos casos también hay conexión a internet. 

El acceso a los espacios se puede hacer con cualquier documento identificativo, y el usuario puede hacerse el carné de la biblioteca si así lo desea. A veces, para reforzar la alianza entre ocio y lectura, se organizan conferencias, juegos, conciertos, recitales y presentaciones. 

Este año, en la ciudad, durante el mes de agosto, encontramos ejemplos de los dos modelos. En cuanto a las playas, una opción es la Biblioplaya del Somorrostro, que está abierta al paseo Marítim hasta el 30 de septiembre, de martes a domingo de 10 a 19 h. Y en recintos deportivos, encontramos propuestas como la de la bibliopiscina de la Biblioteca Trinitat Vella - José Barbero. Situada en el CEM Via Barcino, abrirá todo el mes de agosto, de lunes a viernes de 8 a 22 hy los fines de semana de hasta las 19 h. 

 

¿Cómo se pronuncian ‘meme’, ‘GIF’ o WiFi? Ni los estadounidenses se aclaran

Una historia de Experiensense.

letras2

Las madres son todo un mundo y entre sus características especiales destaca esa peculiar manera de pronunciar ciertas palabras inglesas que son el pan de cada día para el resto de los mortales. Con la explosión de las nuevas tecnologías, las posibilidades se multiplican: los ‘marfones’ o ‘interné’ ya forman parte de ese diccionario particular que suele ser motivo de mofa entre los más jóvenes.

Pero quizás las bromas no estén del todo justificadas. Las madres no son las únicas que no tienen claro cómo decir en voz alta muchos conceptos que se utilizan constantemente. ¿Se dice avatar o foto de perfil?¿se pronuncia ‘wai fai’ o ‘wifi’? ¿’guif’ o ‘gif’? Ni los propios estadounidenses lo saben.

 

El origen de los dichos. ¡Me suda la polla!

Una historia de Ángeles García para Yorokobu.

Hay maneras y maneras de decir que algo no te importa nada en absoluto. Las hay finas y educadas, y las hay más contundentes, como esta. Las finas son más respetuosas, sí. Pero donde esté una buena grosería, que se quite la tibieza de las buenas formas.

Mi respetado sabio José María Iribarren no recoge en su obra El porqué de los dichos esta burdísima expresión. Supongo que su educación exquisita de caballero del siglo XX se lo ha impedido. Pero como a mí las monjas en el colegio – de la orden franciscana, para más señas- me enseñaron a amar a todo lo que se meneara por este mundo -incluidos los malotes: hermano malote, le dirían ellas-, debo descender a las bajas esferas del lenguaje y abordar sin miedo y con mucho cariño, este dicho tan común en la España de hoy.

 

¿P0r qu3 nestruo cebrero pedue decsiarfr etso?

Una historia de Cooking Ideas.

Aunque parezca que no, nuestro cerebro es una auténtica máquina de descifrar códigos, capaz de leer párrafos donde las letras están cambiadas de lugar o han sido sustituidas por números ¿Cómo funciona nuestro órgano director para dar sentido a este sinsentido? Para explicarlo viajaremos al pasado y recordaremos aquel meme de hace un par de años que decía que…

“Sgeun un etsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que las ltears etsan ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera esetn ecsritas en la psiocion cocrrtea”
 

Neurología y literatura (II)

Artículo publicado en la revista Neurología.

La buena literatura de ficción tiene la capacidad de conmovernos, expandir nuestros sentidos, cambiar nuestras perspectivas futuras y ayudarnos a afrontar mejor la adversidad. Por otra parte, una enfermedad neurológica es uno de los mayores desafíos a los que puede enfrentarse una persona, lo cual dobla en valor las recreaciones literarias de trastornos neurológicos.

El médico establece las fronteras entre lo normal y lo anormal. La historia clínica es un acto de interpretación que consiste en integrar la ciencia de los signos objetivos con el arte de reconocer y valorar los síntomas subjetivos. Cuanta mayor discrepancia exista entre la vivencia de la enfermedad por parte del paciente y la interpretación de aquella por parte del médico, menor probabilidad tendrá de prosperar la relación médico-enfermo. En este sentido, la MBN sirve contribuye a discernir los significados que encierra el hecho de enfermar, considerando la enfermedad como un suceso biográfico más allá de un hecho natural. Escritores de ficción han dotado de sentido universal a las enfermedades; asimismo, neurocientíficos como Cajal han aplicado ocasionalmente sus descubrimientos en ficciones literarias, mientras grandes neurólogos desde Alzheimer hasta Oliver Sacks nos recuerdan la importancia de la MBN en la consulta.

Integrar una MBN (la narrativa del paciente) con el paradigma actual de la medicina basada en la evidencia plantea un reto a la neurología tan relevante como los avances científicos y tecnológico.

 

El origen de "pelmazo, plasta"

Una historia de Ángeles García para Yorokobu.

Fotos de Wikicommons. Licencia Creative Commons.Photograph_of_Women_Working_at_a_Bell_System_Telephone_Switchboard_(3660047829)Individuos e individuas de esta categoría los hay a montones. Muchos de ellos lo son por profesión. Y sí, me estoy refiriendo a esos teleoperadores mal dirigidos por algún genio del marketing que se dedican a llamarte sin piedad ni mesura a la hora de la siesta o cuando estás cenando. Que me perdonen si les ofendo, pero lo más ligero que se me ocurre llamarles es pelmas.

 

Los secretos de un buen libro

Una historia de Beatriz Celaya para Revista de Letras.

Ya lo dicen los médicos: lo que es bueno para unos no tiene por qué funcionar en otros. Lo mismo parece ocurrir en el mundo editorial donde el negocio se  basa en un producto: el libro, y sin embargo cuando unos y otros hablan de lo se considera bueno nadie habla de lo mismo. Los escritores se fijan en el producto y los editores en sus ventas. ¿Es lo mismo escribir un buen libro o que un libro venda? Nos hemos propuesto indagar en qué coinciden un escritor y un editor y para ello hemos reunido en una misma mesa a cinco editores, seis escritores y un experto en redes 2.0 y les hemos preguntado sus pareceres. Llegados a este punto, el lector puede seguir las indicaciones de Iñigo García Ureta que dice que ninguna de las respuestas a esta pregunta puede ser sincera, ya que si se supiera qué hacer para que un libro venda, los editores no publicarían libros que no venden, o bien seguir las de Fernando Aramburu cuando dice que para escribir un buen libro, lo que hay que hacer es “llevar una rica vida sexual” o sumérjase en este artículo donde al igual que el método de tejido patchwork en cada retal encontrará un pequeño tesoro donde descubrir que quizá el secreto de un buen libro esté en la suma de todos ellos.

 

Niños que narran: aumento en la complejidad discursiva y sintáctica durante la edad escolar

Un artículo de revista Literatura y lingüística.

Este trabajo describe la producción narrativa oral a lo largo de la escolaridad, considerando complejidad sintáctica y rol de los paquetes clausulares (Katzenberger, 2004) en la secuencia narrativa (Adam, 1999). Se presentan resultados de una muestra de 259 escolares de distintos niveles y de una submuestra que considera el rol funcional de los paquetes y sus relaciones. Se confirman hallazgos previos: aumenta la complejidad sintáctica según edad y nivel escolar; varía la cantidad y uso funcional de paquetes clausulares y el manejo de la secuencia narrativa.

 

Página 1 de 36




Buscar





¿Quién está conectado?

Tenemos 26 visitantes y ningun miembro en Línea

Twitter

Síguenos en Twitter e interactúa con @losfilologos.

Visitar perfil Twitter

Facebook

En esta página empezó todo. Miles de personas ya se han apuntado.

Visitar página de Facebook

Blog

Sigue nuestro blog y entérate de las novedades de nuestra comunidad filológica.

Visitar el blog